En Asamblea Extraordinaria este 25 de Marzo del 2021 se aprobó el nuevo Código de Ética del Colegio de Odontólogos de la Provincia de Santa Cruz por amplia mayoría. Con el objetivo de dignificar el ejercicio de la profesión, respetando las reglas de la competencia, y la defensa de la calidad y adecuada retribución de su ejercicio.

El Código de Ética contempla los derechos y obligaciones de los profesionales, tanto en relación a sus pacientes como a sus colegas y al propio Colegio que los nuclea, contando con 50 artículos que regulan distintos aspectos del ejercicio de la profesión. Son normas que resultan obligatorias para los colegiados, por ser el producto del debate, y aprobación por mayoría.

Ciertamente el artículo que dio más debate, fue el referido a la obligación de respetar los aranceles mínimos éticos fijados también democráticamente por los colegiados. Sin embargo, se aprobó con el voto positivo de 71 de los 82 asistentes al momento de la votación. Afortunadamente muchas obras sociales los han aceptado y se han firmado convenios acordes. 

Es intención de los odontólogos continuar trabajando para lograr el respeto de los mismos, y de ese modo no solo garantizar un ingreso digno a sus colegiados, sino también la calidad de las prestaciones odontológicas. En definitiva, la salud de la población en especial en estos momentos en que la pandemia que afecta al mundo, exige mayores cuidados, atención de menor cantidad de pacientes, y equipamiento que evite la propagación de la enfermedad.

Hoy no se puede suplir el bajo arancel que pretenden abonar algunas obras sociales con cantidad de pacientes, lo que tampoco resulta justo, más fue la dinámica durante años. No es posible porque entre cada paciente es imprescindible seguir protocolos de higiene. Hoy más que nunca debe respetarse y dignificarse a los profesionales de la salud. Y esa es la finalidad de darse un Código de Ética.