El COLEGIO DE ODONTÓLOGOS DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ, ante las noticias publicadas en los medios, comunica que el Poder Judicial de la Provincia de Santa Cruz se ha expedido en una única instancia, y que la sentencia ha sido apelada, para que se resuelva en segunda instancia, así como en las siguientes instancias que deben pronunciarse respecto a la legalidad y constitucionalidad del pronunciamiento dictado. No se trata de una “pulseada”, se trata de defender el sistema republicano de gobierno y la vigencia de la Constitución Nacional.

El Poder Ejecutivo Provincial, mediante el Decreto 1246/2020 modifica la Ley de creación de nuestro colegio. Establece entre otras medidas que “el Colegio de Odontólogos deberá someter, al control, fiscalización y supervisión del Ministerio de Salud y Ambiente los Estatutos, Reformas, Códigos, Resoluciones y Reglamentos que se dicten en cuanto incidan en el ejercicio profesional de la actividad odontológica, y en la salud bucodental de la población. El Ministerio de Salud y Ambiente controlara todo lo relacionado con el funcionamiento de la entidad profesional.- Art. 3º: Las disposiciones, resoluciones y/o medidas que en el Consejo Directivo de Colegio de Odontólogos hubiere ya adoptado o adoptare posteriormente regirán como normas supletorias de las que la Nación o la Provincia hubieren consagrado, especialmente en todo aquello que no estuviere previsto en estas últimas”.

Queremos también recordar que no estamos solos, y que tenemos el enorme apoyo de Colegios de Odontólogos, Colegios Profesionales y distintas asociaciones de todo el país, que expresaron su apoyo y su posición en contra de este atropello autoritario que atenta a la democracia y calla la voz de cientos de colegas que mantienen su postura en asambleas. Esto es claramente una intervención de todas las actividades y facultades de nuestra institución y no permitiremos tal avasallamiento. No permitiremos que hagan creerle a la gente que esto es una cuestión salarial o un triunfo político partidario de un gobierno que poco le importa la democracia y la pluralidad de voces, y que con su aparato de difusión intenta confundir a la población.

Y se trata de defender el libre ejercicio de la profesión, en forma digna. Hoy les toca a los odontólogos, y con estas reglas puede afectar a todas las actividades si dejamos que el Poder Ejecutivo sea absoluto. Es por eso que defenderemos no solo nuestra profesión sino el sistema republicano llegando a todas las instancias judiciales. Queremos comunicar que esta sentencia no se encuentra firme, será recurrida y esperamos que la última palabra sea en defensa de la democracia.